Una empresa fabricó un medicamento contra el VIH en el espacio. La verdadera odisea ha sido traerlo de vuelta

El primer medicamento fabricado en el espacio debía volver a la Tierra en septiembre, pero la empresa Varda Space Industries ha tardado meses en obtener una licencia de reentrada de las autoridades estadounidenses. Finalmente, su fármaco espacial tiene permiso para aterrizar en el desierto de Utah este miércoles.

¿Para qué un medicamento en el espacio? Varda, una startup con sede en California, lanzó en junio de 2023 su primera fábrica de medicamentos espaciales. La cápsula de 120 kg está adherida una nave espacial construida por Rocket Lab, que le provee energía, comunicaciones y sistemas de propulsión y control.

La cápsula logró cultivar con éxito cristales de ritonavir, un fármaco empleado en el tratamiento del VIH. La idea era aprovechar la microgravedad de la órbita baja terrestre para hacer un producto sin los defectos inducidos por la gravedad de la Tierra. Según la NASA, los cristales de proteínas creados en el espacio suelen ser más grandes y perfectos que los terrestres.

Los problemas con la reentrada. Considerada la primera fábrica privada del espacio, la cápsula de Varda logró la manufactura, pero solo para quedar varada durante meses en el espacio por la negativa de la Administración Federal de Aviación (FAA) de otorgarle una licencia de reentrada atmosférica para aterrizar en el desierto de Utah.

Uno de los desafíos regulatorios de la misión es que es será la primera cápsula comercial que intente reentrar en suelo estadounidense, con permiso de la nave Dragon de SpaceX, que ameriza sobre el océano Atlántico. SpaceX fue, precisamente, la compañía que puso en órbita la cápsula de Varda en una misión compartida de un cohete Falcon 9.

El plan b era reentrar en Australia. Tanto se complicó la cuestión regulatoria que Varda intentó aterrizar en Australia para evitar la burocracia estadounidense, lo que finalmente no será necesario. Varda Space se ha convertido en la primera entidad privada en recibir una licencia de reentrada ‘Part 450’ amparada en nuevas regulaciones.

La compañía culpa a una pobre coordinación entre agencias gubernamentales del retraso, ya que no tenían claro quién era la responsable de este nuevo tipo de operaciones de reentrada. Varda espera lanzar una segunda misión este verano para fabricar «un montón de cosas diferentes» que, con un poco de suerte, podrán volver a la Tierra en menos tiempo y a menor coste.

About

Check Also

Descanse en Paz doña July Kattán (QDDG)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *