OpenAI lleva meses queriendo registrar “GPT” como una marca propia: la Oficina de Patentes de EEUU ha dado su veredicto

La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés) ha rechazado por segunda vez una solicitud de OpenAI de registrar “GPT” como una marca propiaEn un documento publicado recientemente, la agencia federal sostiene que “GPT” es un término “meramente descriptivo” que detalla “una característica o función” de los productos de la compañía de inteligencia artificial.

No es ningún secreto que el término “GPT” ganó notoriedad tras el lanzamiento del chatbot de IA ChatGPT en noviembre de 2022. Sin embargo, como dice la USPTO, se trata de las siglas de “Generative pre-trained transformers”, es decir, de un modelo de lenguaje grande que utiliza la arquitectura Transformer y que también está presente en productos desarrollados por otras compañías del sector.

La lucha de OpenAI para registrar GPT como marca

La USPTO rechazó por primera vez la solicitud de los dirigidos por Sam Altman a mediados del año pasado, pero los abogados de la compañía no se dieron por vencidos y argumentaron que es poco probable que la gente sepa el significado técnico de GPT. La oficina de patentes respondió que aunque las personas no conozcan el significado de las palabras suelen asociar GPT con un tipo específico de tecnología.

Pero la agencia federal tiene incluso dos motivos más que sostienen su decisión de no dar luz verde al registro de GPT como marca por parte de OpenAI. En primer lugar buscan limitar la posibilidad de que la compañía pueda sofocar a la competencia. En segundo lugar quieren evitar que, en caso de ser propietarios de la marca, puedan impulsar “costosas demandas” contra otras compañías por infracción de marca registrada.

Sobre lo anterior, cuando una compañía tiene una marca registrada por la USPTO obtiene una serie beneficios importantes: brinda una prueba de propiedad y derecho de uso, permite la utilización del símbolo ® para ayudar a disuadir intentos de otras compañías a utilizar una marca registrada y, entre otras cosas, brinda derecho a presentar demandas en los tribunales federales ante presuntos casos de infracción.

En caso que OpenAI finalmente obtuviera el registro de GPT como marca propia, esto podría generar un potencial problema para muchas otras compañías que en los últimos tiempos han añadido el término a sus productos y servicios. Cabe señalar que si bien muchas lo han hecho como una simple estrategia de marketing, algunas realmente pueden estar impulsando sus propuestas con tecnología basada en modelos GPT.

Ahora bien, aunque la oficina de patentes anunciado su “decisión final”, OpenAI todavía puede jugar unas últimas cartas que van desde pedir a la agencia que reconsidere su decisión hasta presentar una apelación. Toca esperar para saber qué sucederá finalmente. Mientras tanto, el modelo de generación de vídeo presentado la semana pasada por OpenAI tiene un nombre más comercial: se llama Sora, que quiere decir cielo en japonés.

About

Check Also

Honduras será el país anfitrión de la CATM 2025

La Feria Centroamérica Travel Market (CATM) 2024 ha concluido con éxito su fase de exposición …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *