FARMAVACUNAS.jpg

Un millón de vacunas COVID-19 sopesa comprar el sector privado

Las vacunas contra la COVID-19 que adquiera el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) con aval de los empresarios, no serán suficientes para inmunizar a la población vulnerable al patógeno, ni ajustarán las que lleguen a través de mecanismos de donación, expresó ayer una fuente privada.

Por tal razón, se hacen los análisis y llamadas a los contactos necesarios que lleven a la compra de un millón de dosis, reveló a LA TRIBUNA, la coordinadora de Salud y expresidenta del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Aline Flores.

LT: ¿Hay posibilidades de traer la vacuna por medio del sector privado?
AF: Estamos estudiando todas las posibilidades legales para poder tener acceso a más vacunas. Ya hemos apoyado la compra del IHSS de 1.4 millones de dosis mediante una garantía del 60 por ciento del pago de las vacunas por un monto de 3.3 millones de dólares. Beneficiarán a unas 700 mil personas.

Adicionalmente, se debe ver si las farmacéuticas están ya en disposición de iniciar negociaciones a nivel privado, ya que, por la pandemia, la prioridad de compra se ha dado a los gobiernos. Esto limita al sector empresarial, que desde un inicio ha manifestado la necesidad de tener más dosis de vacunas a la brevedad del caso. El sector privado ha solicitado, en reiteradas ocasiones, al gobierno y a la Sesal, que nos permitan apoyar más en este tema.

LT: ¿Cuáles vacunas entrarían en un proceso de compra a nivel empresarial?
AF: Se debe hacer una consideración de las certificaciones de las vacunas y de los manejos logísticos de las mismas. Solo se deben considerar las que estén plenamente certificadas por autoridades reguladoras de referencia a nivel mundial (FDA, EMA, MHRA, Health Canadá, TGA y PMDA).

Asimismo, se debe verificar que se cuenta con las condiciones logísticas para el manejo, transporte, almacenamiento y administración de las vacunas. Esto nos hace considerar vacunas como la de AstraZeneca y la de Johnson & Johnson, cuyo almacenamiento es similar a las que ya se manejan en nuestro país.

La expresidenta del Cohep y coordinadora del comité Salud, Aline Flores.

LT: ¿Qué cantidad de dosis podría comprar el sector privado y a qué laboratorio?
AF: Eso depende de la disponibilidad de vacunas por parte de las farmacéuticas, precios y tiempos. Es un tema que se analiza, como ya indicamos, para poder ver los mecanismos que permitan acceder a más dosis de vacunas en 2021. Un número preliminar puede ser un millón de dosis para la población económicamente activa y sus dependientes.

LT: ¿Qué opinión le merece la gestión a nivel de gobierno para la compra de vacunas contra el coronavirus?
AF: Estamos en una carrera contra el tiempo para poder conseguir un número de vacunas que nos permita inmunizar a la mayor parte de nuestra población. Por ello consideramos que el gobierno debe redoblar los esfuerzos por conseguir las negociaciones bilaterales con farmacéuticas que tienen vacunas ya aprobadas.

La gestión de las vacunas es primordial para salvar vidas y poder empezar la reactivación de la economía del país y de las familias que han perdido poder adquisitivo, así como, recuperar los empleos perdidos.

LT: ¿Qué pasará si se pierde tiempo en las negociaciones con los laboratorios internacionales?
AF: Si no hay una gestión rápida y eficiente se perderá la oportunidad de tener vacunas en el año 2021. Eso tendrá un efecto en la economía, en la competitividad del país, la educación y sobre todo en la salud mental de los hondureños.

Si el Estado no está en la capacidad de hacer estas compras, debería permitir que aquellos que sí tienen acceso y están dispuestos a apoyar lo hagan. El sector empresarial ha pedido que dejen comprar, para así, poder descargar al IHSS y que más personas tengan acceso a la inmunización.

LT: ¿O habrá que atenerse a la donación de COVAX por medio de la OPS?
AF: Como hemos comentado ya en diversas ocasiones la iniciativa COVAX solo tiene en este momento contemplado un 20 por ciento de la población, lo cual significa más o menos dos millones de personas, esto aunado a los 730 mil afiliados al IHSS, solo nos da una población vacunada de 2.7 millones de personas.

Esto es insuficiente para poder lograr la inmunidad de rebaño, que requiere al menos cuatro millones de vacunados. Insistimos, entonces, que este número de hondureños inmunizados es muy bajo. Aún COVAX no ha dado las fechas de arribo de ese 20 por ciento de vacunas, que seguramente, tampoco vendrían de una sola vez, sino en lotes. Con ello estaríamos llevando a que la población debería esperar hasta 2022 o más para vacunarse.

Esperamos que más vacunas sean aprobadas y eso amplía las opciones de oferta, pero las autoridades deben estar listas y lograr que las negociaciones sean rápidas y ser formalicen a la brevedad para no perder los espacios de compra. (JB)

DATOS
Un millón de vacunas proyecta importar el sector privado, a estas se suman 1.4 millones de dosis que estarán comprando mediante una garantía de 3.3 millones de dólares que hoy entregan las autoridades del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), a las del Seguro Social. Se espera una donación por parte del mecanismo COVAX de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), pero solo alcanzaría para inmunizar el 20 por ciento de la población. Con cuatro millones de personas vacunadas se adquiriría la inmunidad de rebaño, pero para ello, es urgente que el gobierno acelere la marcha negociando directamente con los laboratorios que ya tienen aprobadas las vacunas, de lo contrario, el país quedaría este año sin acceso a la inmunización requerida.

Fuente: La Tribuna

adminUn millón de vacunas COVID-19 sopesa comprar el sector privado
Share this post

Join the conversation

Related Posts