FUERZA AEREA HONDUREÑA

El próximo Miércoles 14 de Abril se cumplirán los 91 años de haberse instituido la rama de la aviación militar de Honduras cuando ejercía la presidencia de Honduras en 1931 el Dr. Vicente Mejía Colindres.

La historia de esta rama de las Fuerzas Armadas de Honduras comenzó a escribirse al fundarse mediante Decreto 198 el 14 de Abril de 1931 la Escuela Militar de Aviación (FOTO 1) al obtenerse el primer avión Bristol y dos años después la creación de la Fuerza Aérea Hondureña en Diciembre de 1933 en la administración del Gral. Carias Andino cuando llegó a Toncontín la primera escuadrilla de aviones Steenson debidamente artillados

Aquel acontecimiento quedó registrado cuando el mandatario acudió a los actos realizados en los llanos de Toncontín (FOTO 2) donde estuvieron presentes los pilotos norteamericanos Lowell Yerex, Harold White y David Griffin

En 1936 el gobierno otorgó la dirección de la Escuela y la Comandancia de la Fuerza Aérea al Coronel de Aviación estadounidense William C. Brooks (FOTO 3) quien logró formar a los primeros nueve pilotos hondureños cuyos despachos con el grado de subtenientes fueron concedidos por el Ministerio de Guerra, Marina y Aviación en 1939.

2 Diciembre de 1933, el Presidente Carías, los pilotos Yerex, Brooks y Griffin Funcionarios de su gobierno en la fundación de la Fuerza Aérea.

De 1938 a 1941 el Mayor de Aviación norteamericano Malcon Stewart se hizo cargo de la Comandancia de la FAH y en su ejercicio se obtuvieron nuevos aviones entre ellos el famoso “Cóndor” dándole desde entonces a la institución la hegemonía en América Central

Stewart fue retirado en 1941 para sustituirlo por el también norteamericano Harold White uno de los tres pilotos que arribaron a Tegucigalpa en 1933 con los primeros Steenson.- White estuvo hasta 1944 fungiendo como Comandante y en ese período logró la compra de una flotilla de aviones de color amarillo T-6 que además de escuela estaban artillados para el combate (FOTO 4)

3 Coronel William C. Brooks primer Comandante de la Fuerza Aérea Hondureña

En el año de 1944 retornó a la dirección de la FAH el ya entonces Coronel Malcon Stewart que hasta 1947 logró otras transformaciones en las instalaciones y la obtención de aviones como los Beechcraft y las primeras aeronaves DC-3 (FOTO 5)

En 1947 el gobierno confió la Comandancia General de la FAH al Coronel de Aviación Hernán Acosta Mejía , primer hondureño en asumir en propiedad el cargo si consideramos que en 1937 en forma interina fue nombrado el Capitán Luis Alonso Fiallos.

Hernán Acosta Mejía (FOTO 6) modernizó la aviación militar hondureña que para finales de la década de los cuarenta pasó a ser la más poderosa de la región con aviones P-50 y una flotilla de caza bombarderos P-38 (FOTO 7), aparatos bimotores de rápido desplazamiento pero que resultaron ser muy peligrosos por lo sensible de su maniobrabilidad a tal grado que muchos de esos aparatos cayeron cegando la vida de destacados pilotos como el teniente José López Urquía y el propio Coronel Acosta Mejía que en el cumplimiento de su deber durante el conflicto con Nicaragua se estrelló en 1955 en el sector de Viera en Tegucigalpa.

A finales de 1955 en el gobierno de facto de Don Julio Lozano Díaz se adquirieron los famosos aviones Corsarios aparatos que en el segunda guerra mundial sirvieron a la marina de los Estados Unidos, pero estas aeronaves de combate le dieron a Honduras una supremacía aérea en el área centroamericana y en el conflicto armado con El Salvador en 1969 representó la garantía de la defensa territorial escribiéndose en las páginas de la historia nacional grandes hazañas como las libradas por el Coronel Fernando Soto Henríquez (FOTO 8).

4 Avión T-6 de la Fuerza Aérea Hondureña

En 1970 aviones escuela como los T-33 llegaron a la base de Tegucigalpa y en 1971 la FAH entró en la era de la propulsión al obtener aparatos F-86 K como los que participaron en la guerra de Corea, pero esos aviones desafortunadamente por el tipo de compra que se hizo no resultaron efectivos a tal grado que del número obtenido sólo volaron dos y por muy poco tiempo.

Con el objetivo de fortalecer el arma aérea en 1975 a través del convenio militar con los Estados Unidos se obtuvieron seis aviones A-37 fabricados por la firma norteamericana Cessna los que artillados pasaron a los cuadros de defensa en la base de San Pedro Sula.

Otros aviones como el F-86 E comprados en España reforzaron las bases de la FAH hasta lograr en 1978 la obtención de los aviones fabricados en Francia y modificados en Israel conocidos como los Super Mister llevados originalmente a San Pedro Sula y posteriormente a la base militar de La Ceiba.

5 Avión DC-3 de la FAH basado en Toncontín.

En los años ochenta se efectuó la compra de una flotilla de aviones Tucano de fabricación brasileña que forman parte de la Escuela Militar en Palmerota, Comayagua para la preparación y adiestramiento de los nuevos aguiluchos.

En la década de los noventa el poderío aéreo de Honduras se completó con una dotación de doce aviones F-5 (FOTO 9) veloces interceptores de fabricación norteamericana que fueron utilizados en la guerra de Vietnam y los que se encuentran en la base Héctor Caraccioli Moncada de la ciudad puerto de La Ceiba.

Desde aquel Abril de 1931 hasta hoy, desde William Brooks en 1933 comandando la rama aérea militar de Honduras hasta el actual Comandante el General Javier René Barrientos Alvarado , nuestra Fuerza Aérea Hondureña se ha constituido en el escudo defensivo de la soberanía e integridad territoriales y la pericia de nuestros pilotos de varias generaciones es la más alta garantía de la confianza nacional en el azul de nuestro cielo.

Salud aguiluchos hondureños en el 91 aniversario de la rama aérea de nuestras Fuerzas Armadas que sigan siendo los aguerridos y victoriosos soldados alados de la Patria.

6 El Comandante Hernán Acosta Mejía con los oficiales Mario Chinchilla, Omar Ramírez, Jesús Aguilar Paz Cerrato, el instructor Michel Alba y Enrique Soto Cano en una sesión de instrucción sobre tablero de avión.
9 El FAH-4007 avión F-5 de la Fuerza Aérea Hondureña veloz aparato en la Base “Héctor Caraccioli” de La Ceiba.

 

 

 

 

 

 

Hasta la próxima semana.

Fuente

About admin

Check Also

Giotto di Bondone

Giotto di Bondone “Cimabue creía en la pintura / Tener lo campo, y ahora Giotto …

X
X