Campesinos proyectan nueva cosecha récord de granos básicos

Con las primeras lluvias, esperadas para esta quincena, germinan los planes y expectativas de campesinos de producir el frijol y el maíz que demanda la población hondureña para su consumo interno y reducir la erogación de divisas para importaciones de estos granos básicos.

No obstante, directivos de diferentes asociaciones urgen de apoyo y acceso a financiamiento, particularmente a pequeños y medianos agricultores.

El productor, Luis Donaire, compartió los planes de cultivar al menos 20 mil manzanas de maíz en el contexto del periodo de siembra de primera que comienza esta quincena de mayo en todo el país. Incluso, en algunos sectores productivos, campesinos se adelantaron a sembrar en seco con la esperanza de que la tierra se moje con primeras garubas (lloviznas y leves chubascos).

“Se espera cultivar entre 20 mil manzanas para la cosecha de este grano básico (maíz) e importante para la población, con bonos que el gobierno pueda invertir”, confió Luis Donaire.

Los agricultores esperan bono tecnológico (semilla de maíz, frijol, fertilizante urea, fórmula 12-2412 y un kit fitosanitario) del gobierno a través de la Secretaría de Agricultura y Ganadería y los créditos del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa), especialmente para pequeños productores en cada rincón de Honduras.

Honduras necesita un consumo de 12 millones de quintales de maíz blanco, entre productores grandes, medianos, pequeños y de subsistencia, Donaire, consideró que perfectamente se pueden cosechar 9 millones de quintales, que representa el 75 por ciento del consumo, y reducir importaciones para cubrir la demanda.

Luis Donaire: “Bono productivo es de mucha importancia para pequeños agricultores”.

COMPLICACIÓN

La complicación se presenta como en años anteriores, en el cultivo de maíz amarillo que prácticamente no se practica en Honduras y necesario para consumo humano (tortillas) pero principalmente alimento animal (concentrados).

La demanda de grano amarillo ronda los 12 millones de quintales que año con año presiona las reservas internacionales del Banco Central de Honduras (BCH) debido a que la agroindustria urge de esos dólares para compras del grano en los Estados Unidos.

Luis Donaire reconoció que el bono productivo será de mucha importancia para pequeños agricultores, que en su mayoría no tienen acceso a créditos, con el fin de que siembren sus parcelas para autoconsumo, y también para vender una parte del grano básico en los hogares hondureños.

En el caso del frijol, el campesinado hondureño le apuesta a repetir la cosecha del año pasado por el orden de unos 3.4 millones de quintales, más que suficiente para satisfacer la demanda interna.

Este aporte en granos básicos contribuyó al crecimiento económico del 2023 (3.6%) de acuerdo con el informe oficial, relacionado con las principales actividades que dinamizan el Producto Interno Bruto (PIB) nacional. (WH)

About

Check Also

El principe Williams y el rey Felipe presentes en la final de la Eurocopa

14.07.2024 El rey Felipe VI, junto a la infanta Sofía, y el príncipe Guillermo de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *