Psicosis-escena.jpg

El tiempo pasará…

 

La historia universal del cine está repleta de momentos grandiosos, inolvidables, espectaculares e incluso dramáticamente impactantes que les convierte en un referente dentro de la industria del séptimo arte. He aquí estos otros ejemplos:

1)El gran dictador” (1940), con guion, dirección y actuación de Charles Chaplin. Inolvidable el discurso final de Chaplin por la crítica al nazismo, a la oligarquía, y por extensión a todo régimen político cuya intención sólo es la explotación y enajenación del individuo a favor de un dictador, déspota o tirano.

 

Escena de Ciudadano Kane

 

                                    2) La mítica escena inicial de “Ciudadano Kane” (1941), cuando el señor Kane (Orson Welles), al morir deja caer de su mano izquierda un adorno navideño de cristal, en cuyo interior se aprecia una casa cuyo techo está cubierto de nieve, el cual rueda por unas gradas hasta quebrarse y él pronuncia la misteriosa palabra “Rosebud”, que desencadenará una búsqueda por descubrir la verdad de su significado.

Casa Blanca

3)Casablanca” (1942), dirigida por Michael Curtiz y protagonizada por Humphrey Bogart (Rick) e Ingrid Bergman (Ilsa) dejó un puñado de escenas y expresiones que fueron incorporadas al lenguaje cotidiano. Una de las más famosas es: “Tócala, Sam” (Play it, Sam), el pedido para que Sam (Dooley Wilson), el pianista de el “Café de Rick”, interprete la canción «As time goes by«, tema que, a Rick y a Ilsa, les une como pareja y que rememora aquellos viejos buenos tiempos cargados de nostalgia mientras vivieron en París.

                                    4)Gilda” (1946), de Charles Vidor, convirtió a Rita Hayworth en la actriz más famosa de Hollywood, y en la mujer más deseada del planeta gracias a una escena considerada como una de las más eróticas de la historia del cine. Se trata del momento en el que Gilda (Rita Hayworth) interpreta «Put the Blame on Mame» (la voz real corresponde a Anita Ellis), entonces desnuda su brazo y se quita el larguísimo guante de satén negro… En la película, tras dicho “striptease” se produce otro momento que se hizo igualmente célebre: el personaje de Glenn Ford, llamado Johnny Farrell, abofetea a Gilda.

 

5) Cantando bajo la lluvia, dirigida en 1952 por Gene Kelly y Stanley Donen, está considerada una obra maestra del cine que supuso un hito en la historia del género musical, que guarda algunos de los mejores bailes de todos los tiempos. Verbigracia la escena donde Gene Kelly y Donald O’Connor demostraban su enorme talento y sincronía como bailarines a ritmo de “Moses Supposes”. O bien la escena emblemática de Gene Kelly bailando bajo la lluvia, que consolidó su fama y popularidad.

Cantando bajo la lluvia

6)Bienvenido Mister Marshall”, parodia sobre la España del subdesarrollo, dirigida por Luis García Berlanga en 1953. Su impactante y devastadora escena final, tiene su origen cuando un pueblo castellano de nombre Villar del Río, es alertado sobre la llegada de diplomáticos estadounidenses.

Semejante noticia provoca un gran revuelo entre la gente, la que se dispone a ofrecer a los americanos un recibimiento muy especial, con la esperanza de obtener beneficios que ofrece el Plan Marshall (como todos sabemos, el proyecto económico americano para la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra Mundial).

Con tal propósito, los vecinos limpian y redecoran el pueblo y visten sus mejores galas. Las autoridades edilicias a la cabeza de don Pablo (Pepe Isbert), están preparados para recibirlos. Y el día tan esperado llegó, y la comitiva estadounidense pasa a toda prisa por el pueblo sin detenerse, dejando eso sí, una inmensa nube de polvo y rostros desencajados e incrédulos. Para colmo, los residentes tienen que retirar las decoraciones y pagar los gastos con sus pertenencias personales…

Julio César

                                    7)Julio César”, dirigida en 1953 por Joseph L. Mankiewicz, está basada en la obra de teatro homónima escrita por William Shakespeare. A destacar, la escena del discurso que pronuncia Marco Antonio (Marlon Brando), ante el pueblo romano congregado en el Foro, en defensa de César (a quien lleva en brazos, apuñalado por los libertadores, encabezados por Casio y Bruto) con el fin de soliviantar a la plebe contra los tiranicidas. “Con esta obra Mankiewicz propone una lección política sobre los regímenes autoritarios”.

Senderos de Gloria

                                    8) “Senderos de gloria”, película antibelicista estadounidense, dirigida por Stanley Kubrick en 1957, protagonizada por Kirk Douglas (como el coronel Dax), Adolphe Menjou (general George Broulard), y George Macready (general Paul Mireau), y basada ​en la novela homónima de Humphrey Cobb, publicada en 1935. Sus mejores escenas dan cuenta del ataque suicida del Ejército francés contra las posiciones alemanas en la colina de las hormigas (Ant Hill), un punto estratégico de vital importancia para el desarrollo de la Primera Guerra Mundial, que se convierte en un fracaso estrepitoso. Después de tres intentos fallidos por tomar la colina, y ante la masacre que están sufriendo por la defensa alemana que los tienen a discreción, los soldados franceses sin acatar órdenes superiores, deciden dar marcha atrás y protegerse en sus trincheras.

Ben hur

Ante esta situación, ocurren dos cosas: Una, el general Mireau, ordena a su artillería bombardear las trincheras francesas para obligar a sus tropas a atacar. Y dos, para escarmentar a las tropas con un castigo ejemplar, convoca un consejo de guerra para juzgar a tres soldados elegidos al azar por sus superiores, a quienes acusan falsamente de cobardía ante el enemigo, por lo que se enfrentan a la pena de muerte por fusilamiento.

9) De “Ben-Hur”, dirigida por William Wyler en 1959, destacar la carrera de cuadrigas rodada al natural, sin maquetas, en un decorado construido para la ocasión en los estudios Cinecittá, cerca de Roma, con la presencia de 15.000 extras. En ella participaron nueve corredores, entre estos aurigas de Asiria, Fenicia, Chipre, Atenas, Judea y Roma. Y por supuesto, subrayar el duelo personal entre Judá Ben-Hur (Charlton Heston) y su ahora enemigo, Messala (Stephen Boy), que aún con las ventajas en armas cortopunzantes que lleva su cuadriga falcada, termina cayéndose de su carro y es mortalmente atropellado y pisoteado por otra cuadriga al comenzar la última vuelta de la justa.

 

Carrera, en la que Judá Ben-Hur compite con los caballos blancos del jeque Ilderim (Hugh Griffith, que obtuvo el Óscar al mejor actor de reparto): Athais, Rigel, Aldebarán y Antáres. El filme, también se alzó con l0 Oscar más: Mejor película, actor (Charlton Heston), director, diseño de producción, fotografía, diseño de vestuario, efectos visuales, montaje, banda sonora y mejor sonido.

 

Psicosis

 

10) “Psicosis”, dirigida por Alfred Hitchcock en 1960, tiene en el asesinato de Marion Crane (Janet Leigh) en la ducha, la escena fundamental de la película, “donde el poder de la magia cinematográfica está omnipresente en todo momento, desde la manera de rodar las imágenes desde distintos ángulos de cámara, pasando por la inolvidable música compuesta por Bernard Herrmann o la estudiada coreografía en la que Marion intenta defenderse de su asesino (Norman Bates/Anthony Perkins) hasta caer desplomada agarrada a las cortinas del baño”. Astrid Meseguer. https://www.lavanguardia.com/. La escena dura 3 minutos e incluye 50 planos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente

adminEl tiempo pasará…
Share this post

Related Posts