1627937763_261_El-fantasma-del-amor.jpg

El fantasma del amor

 

Imposible olvidar en este recuento de escenas icónicas del cine a ejemplos tan notorios y significantes como: 1)La Chaqueta metálica” (1987), el clásico de Stanley Kubrick sobre la guerra de Vietnam que arranca con uno de sus mejores momentos protagonizados por el implacable sargento Hartman (R. Lee Ermey), quien, en el centro de entrenamiento de la marina norteamericana en Parris Island, emplea tácticas draconianas para convertir a sus hombres en infantes de marina endurecidos y preparados para el combate.

 

Todo esto, hasta llegar a la brutal escena del baño, donde Burlón (Matthew Modine) encuentra a Patoso (Vincent D’Onofrio), cargando su rifle con munición real. “Intenta calmarlo, pero este empieza a recitar el credo del fusilero en voz muy alta. El ruido despierta a todo el pelotón, incluso al sargento Hartman. Cuando este entra en los baños, se enfrenta al recluta y le ordena que le entregue el arma, insultándolo en el proceso. Esto provoca que Patoso le dispare y después se suicide, ante los ojos atónitos de Burlón”. https://es.wikipedia.org/

2) De “Big”, dirigida por Penny Marshall en 1988, viene a mi memoria la maravillosa escena donde Joshua «Josh» Baskin (Tom Hanks) y el señor MacMillan (Robert Loggia) tocan con sus pies una improvisada melodía (“Heart and Soul”) en un piano electrónico  gigante en la tienda de juguetes propiedad del segundo. 3) En ¿Quién engañó a Roger Rabbit? dirigida por Robert Zemeckis en 1988, quedó para la historia la escena del cabaret “Tinta y Pintura”, de Los Ángeles, donde la voluptuosa Jessica Rabbit (personaje de cartoon que hace de esposa del conejo Roger Rabbit), que es la gran atracción femenina del local, canta «¿Why Don’t You Do Right?». (Voz original de Kathleen Turner y en las canciones de Amy Irving).

 

Se trata de una canción de pop con influencias de blues y jazz escrita en 1936 por Kansas Joe McCoy y grabada por Peggy Lee). El espectáculo que Jessica ofrece tiene extasiados a todos los hombres presentes, incluidos Marvin Acme (Stubby Kaye), magnate del negocio de los artículos de broma y dueño de Toontown, y al detective privado Eddie Valiant (Bob Hoskins), que la investiga por una supuesta infidelidad conyugal. Jessica es reconocida en el mundo cinematográfico como un gran símbolo sexual de la animación. También es conocida por su frase en la película «Yo no soy mala, es que me han dibujado así».

                                    4)Cuando Harry encontró a Sally”, dirigida por Rob Reiner en 1989, nos pone en el recuerdo de la mítica escena en la que Sally (Meg Ryan) finge un orgasmo mientras está almorzando junto a Harry (Billy Crystal) en el restaurante «Katz’s Delicatessen» en Manhattan. “La pareja discute sobre la incapacidad del hombre para reconocer cuándo una mujer está fingiendo un orgasmo.

Sally asegura que los hombres no pueden descubrir la diferencia y, para que quede claro, simula uno al instante sin preocuparse por las miradas del público del local… El restaurante «Katz’s Delicatessen» todavía cuelga un cartel encima de la mesa donde se rodó la escena que dice: “Donde Harry conoció a Sally… esperamos que pidas lo que ella pidió”. https://es.wikipedia.org/

 

                                    5)La sociedad de los poetas muertos”, dirigida por Peter Weir en 1989, tiene una magistral e inolvidable escena al final del filme, cuando el profesor Keating (Robin Williams) va saliendo del aula de clases para siempre, entonces, Todd Anderson (Ethan Hawke), uno de sus alumnos se sube a un pupitre y grita “¡Oh Capitán, mi capitán!”, mientras otros compañeros también imitan su emotiva acción. ¡Vamos, se te ruedan las lágrimas!

                                    6)El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante”, escrita y dirigida por Peter Greenaway en 1989. Impresionante, como grotesca escena de canibalismo la que protagoniza un gángster violento y sádico, llamado Albert Spica (Michael Gambon) en el restante de su propiedad, “La holandesa”, al tener que comer del cuerpo debidamente cocinado de Michael (Alan Howard), el amante de Georgina (Helen Mirren), la sufrida esposa infiel de Spica, que venga así, la muerte de su amor secreto, con la ayuda del chef francés (Richard Bohringer). Es tan impactante y repulsiva esta escena, que cuando Spica con cuchillo y tenedor en su mano temblorosa se apresta a cortar la carne, los cinéfilos sentimos asco y rechazo inmediato.

7)Pretty Woman”, dirigida por Garry Marshall en 1990. Fascinante el plano de Julia Roberts (en el rol de la prostituta Vivian Ward) cuando se ajustaba la parte alta de sus botas de charol negro, mostrando unas piernas hermosamente largas… “las más largas del cine”, que miden 110 centímetros. 8) En “Ghost”, dirigida por Jerry Zucker en 1990, encontramos la famosa escena donde Molly Jensen (Demi Moore) y Sam Wheat (Patrick Swayze) están sentados frente a un torno alfarero y la pasión les lleva a llenarse de barro y besos mientras suena Unchained Melody, interpretada por The Righteous Brothers.

 

                                    9) En “Esencia de mujer”, dirigida por Martin Brest en 1992, se destacan dos escenas memorables: Por un lado, el discurso sobre el valor de la integridad pronunciado por el invidente coronel Frank Slade (Al Pacino) en un prestigioso colegio de élite, donde estudia Charlie Simms (Chris O’Donnell), que trabaja para él ejerciendo de lazarillo, y a quien pretenden expulsar de la institución por ocultar la autoría de una falta grave contra el director del centro, el señor Trask (James Rebhorn). Y por otro lado, la escena del tango (“Por una cabeza”) que Al Pacino baila con una preciosa Gabrielle Anwar (en el papel de Donna), el fin de semana que Slade y Simms se escapan de aventura a Nueva York. El video del artículo está tomado de yonkisdel cine, en youtube.com

 

 

Fuente

adminEl fantasma del amor
Share this post