¿Sabías que…?

Atribuciones dudosas y joyas escondidas: subastas de pintura antigua, diciembre de 2022

    Atribuciones dudosas y joyas escondidas: subastas de pintura antigua, diciembre de 2022

    Titian - Venus and Adonis - Lausanne version
    Tiziano: «Venus and Adonis» (versión «Lausana»)

    ¿Una “poesía” de Tiziano? ¿Un Erasmo de Holbein que se parece a Christoph Waltz? Repasamos lo más interesante de las subastas de pintura antigua de Sotheby’s y Christie’s en Londres, diciembre de 2022.

    Por G. Fernández · theartwolf.com. Textos previos a la subasta escritos el 18 de octubre de 2022. La noticia se actualizará tras la subasta con resultados de la misma.

    La gran estrella de la subasta de pintura antigua de Sotheby’s, 7 de diciembre de 2022 es “Venus y Adonis”, que la casa de subastas atribuye a Tiziano y su taller, y que cuenta con una estimación de preventa de entre 8 y 12 millones de libras. Se trata de la “versión Lausana” de esta pintura, que salió a subasta en Christie’s en 1998 pero sin llegar a ser vendida (creo recordar que existían dudas sobre su procedencia durante la Segunda Guerra Mundial, o al menos así se indicaba en un artículo de The Telegraph, pero no he logrado recuperar la fuente), y que se trata de una de las versiones más conocidas de esta composición de Tiziano, de la que existen varias copias, siendo la expuesta en el Museo del Prado la que habitualmente se considera la original.

    En “Titian’s Later Mythologies” (escrito en 1996, dos años antes -por cierto- de la fallida subasta de 1998), William R. Rearick propuso que la pintura que sale ahora a subasta es la original, opinión discutida por varios especialistas, entre ellos Nicholas Penny, concluyendo que «en efecto, proponemos que, en una secuencia bastante directa, Tiziano pintó el original de Lausana, reunió los materiales de su taller, como los bocetos y el ‘ricordiforme’, para la primera réplica, y poco después emprendió la versión londinense, para la que se volvieron a reunir detalles de las dos versiones anteriores«. En el catálogo de la pintura, Sotheby’s indica que la teoría de Rearick “ya no tiene vigencia, pero, sin embargo, la calidad que vio en su ejecución y la originalidad de su invención han sido reconocidas por otros. Más recientemente, ‘Venus y Adonis’ ha sido objeto de un estudio detallado por parte de Thomas Dalla Costa, que defiende la atribución a Tiziano con la ayuda de su taller”.

    Sin emitir un veredicto sobre una pintura que al fin y al cabo no he podido ver en vivo, la relativamente modesta estimación de preventa que Sotheby’s asigna a la pintura no parece indicar que la atribución sea muy firme. Una “poesía” de Tiziano, aún con la colaboración de su taller, debería resultar extraordinariamente atractiva para el mercado. Basta recordar que en 1992, otra versión de “Venus y Adonis” (considerada dudosa por varios expertos, pese a que el Museo Getty -su actual propietario- la atribuye enteramente a Tiziano) se subastó por unos 13,5 millones de dólares, uno de los precios más altos pagados por una obra de arte durante la crisis de principios de los 90. Más recientemente, “Diana y Calisto” y “Diana y Acteón” fueron adquiridas en 2009 y 2012 por el Reino Unido por unos 100 millones de libras, pese a que su valor en mercado abierto podría haber sido fácilmente el doble.

    Bolognese School 13th Century - Crucifixion
    Escuela de Bolonia, siglo XIII: «Crucifixión con la Virgen, San Juan Evangelista y dos ángeles dolientes»

    Más allá de este presunto Tiziano, la obra más interesante de la subasta es “Crucifixión con la Virgen, San Juan Evangelista y dos ángeles dolientes”, que Sotheby’s adscribe a la Escuela de Bolonia, siglo XIII, aunque las últimas veces que salió al mercado (en las galerías de Simon Dickinson y Moretti Fine Art) lo hizo atribuida a Escuela Toscana, hacia 1280. Pese a su pequeño tamaño y a que su estado de conservación está lejos de ser perfecto, la obra posee una fuerza expresiva sorprendente, que recuerda de cierto modo al imponente crucifijo que Giunta Pisano pintó hacia 1250 en Bolonia, lo que puede reforzar la teoría de Sotheby’s. En lo referente a la procedencia de esta pintura, Sotheby’s indica que procede “de una colección privada” que atendiendo al historial de exposiciones podría tratarse de la colección Alana, propiedad de Álvaro Saieh y Ana Guzmán, que hace tres años pagaron 24 millones de euros por hacerse con el “Cristo burlado” de Cimabue. En esta subasta cuenta con una estimación de preventa de entre 1,4 y 1,8 millones de libras. Es una fascinante obra de arte que, junto con varias obras de este periodo que se incluyen en la subasta de Christie’s y que comentaremos más adelante, ofrece una rara oportunidad de reunir una pequeña pero interesante colección de obras de un periodo de importancia capital en la historia del arte occidental.

    El nombre de Canaletto va inmediatamente asociado a dos ideas: una vista de Venecia y un título innecesariamente largo. “Venecia, El Gran Canal, mirando al noroeste, con el Palacio Pesaro, el Palacio Foscarini, y el pináculo de San Stae, a la izquierda, con el Palacio Vendramin-Calergi y San Marcuola, a la derecha” reúne ambas características y sale a subasta con una estimación de preventa de entre 3 y 5 millones de libras. Un estudio para “El caballo blanco” de John Constable -que parece requerir de una limpieza- se ofrece por entre 250.000 y 350.000 libras, y entre los numerosos bodegones que se incluyen en la subasta destacan sendas obras de Juan van der Hamen y León y Floris Claesz. van Dijck que podrían formar una buena pareja.

    Ivan Ayvazovsky - The wrath of the seas - 1886
    Ivan Ayvazovsky: «La ira de los mares», 1886

    La subasta de Sotheby’s incluye también una buena selección de pintura de finales del siglo XIX, dejando de lado (como corresponde en una subasta de pintura antigua) al Impresionismo. “La ira de los mares” (1886) es una de las mejores pinturas de Ivan Aivazovsky que hayan salido al mercado en los últimos años, y representa a las víctimas de un naufragio enfrentándose -como indica el título- a la ira de los mares, un tema que el autor exploró también en su indiscutible obra maestra, “La novena ola”. La pintura fue subastada en 2007 por 513.000 libras esterlinas, y en esta subasta cuenta con una estimación de preventa de entre 600.000 y 800.000 libras, prácticamente el precio obtenido en 2007 si tenemos en cuenta la inflación. Por motivos evidentes, no es este el mejor momento para el mercado del arte ruso, pero los coleccionistas que sepan distinguir entre arte y política podrían llevarse una excelente obra de arte por un precio muy razonable. “Old Damascus” es una bella pintura orientalista de Frederic Leighton que cuenta con una estimación de preventa de entre 1,8 y 2,5 millones de libras, y “Campaspe” es una sensual (explícitamente sensual) pintura John William Godward que posee una estimación de preventa de entre 300.000 y 500.000 libras y uno de los más bellos textos de presentación que haya leído en un catálogo de subasta en lo que llevamos de año: “La carne cálida, viva y voluptuosa contrasta con el frío mármol pulido y el mosaico, en Campaspe, de John William Godward, una de las mayores y más ambiciosas pinturas del artista. No se trata de una mujer ingenua, pálida, trágica y frágil como la que podría haberse pintado en los años centrales del siglo XIX, sino de una mujer de finales de siglo, más viva y segura de sí misma, monumental, y seductora.”

    Hans Holbein the Younger and Workshop - Erasmus
    Hans Holbein el Joven y su taller: «Retrato de Desiderius Erasmus»

    La subasta de pintura antigua de Christie’s (8 de diciembre) también saca a subasta varias pinturas de atribución incierta y que merecen la pena ser comentadas. La principal es un “Retrato de Desiderius Erasmus” que Christie’s atribuye a Hans Holbein el Joven y su taller. Esto, por supuesto, son palabras mayores. Hans Holbein el Joven es uno de los grandes maestros del Renacimiento del Norte de Europa, y la aparición de una obra suya en el mercado es un hecho extremadamente raro. De hecho, no recuerdo que ninguna pintura atribuida con certeza a Holbein haya salido al mercado en las últimas décadas, ya que el “Retrato de Sir Thomas Wyatt el Joven” que Sotheby’s intentó -sin éxito- vender en 2006 es de atribución bastante dudosa. Christie’s (que publica una estimación de preventa de entre 1 y 1,5 millones de libras para esta pintura, lo que ya apunta a que la atribución es poco convincente) relaciona esta obra con el retrato de Erasmo expuesto en el Metropolitan Museum, y generalmente considerado como obra de Hans Holbein el Joven, aunque, según indica Christie’s en el catálogo, “se ha sugerido la participación de un taller (…) El ojo derecho de Erasmo está tal vez un poco mal colocado, y hay más de un indicio de barba incipiente.

    Es cierto que Holbein, como casi todos los pintores de éxito de su época, tuvo ayuda de su taller, aunque esto es más habitual en las pinturas de gran tamaño, como en el “Enrique VIII y los cirujanos barberos” de la Worshipful Company of Barbers de Londres. Por otra parte, ¿por qué se parece este Erasmo a Christoph Waltz?

    Otra pintura de atribución algo problemática es “Retrato de Isabel Clara Eugenia (1566-1633), gobernadora de los Países Bajos del Sur, como viuda, de tres cuartos”, que Christie’s atribuye a Peter Paul Rubens y su taller, y que cuenta con una estimación de preventa de entre 400.000 y 600.000 libras. En el catálogo, la casa de subastas indica que “el presente lienzo, hasta ahora inédito, ha surgido, tras el tratamiento de restauración, como uno de los retratos conocidos más convincentes de este tipo. Hay una serie de ‘pentimientos’ claros que ahora son visibles, en particular el ajuste del velo negro en su (propia) izquierda, y el reposicionamiento de los dedos de su mano derecha. Las pinceladas de Rubens, típicamente seguras y espontáneas, crean una sensación de verdadero volumen en los paños y el modelado del rostro confiere una fuerte caracterización a los rasgos de la modelo.”

    Más allá de estas obras “problemáticas”, las dos obras (en este caso de atribución firme) que cuentan con la mayor estimación de preventa son “Retrato de la reina Henrietta Maria, de tres cuartos, con vestido de oro” de Sir Anthony van Dyck (entre 2 y 4 millones de libras esterlinas) y “La fiesta de la lectura” de Jean-François de Troy (entre 2 y 3 millones de libras esterlinas). Ambas son obras de alta calidad técnica, barroca y solemne la primera, rococó y desenfadada la segunda. Pero pese a ello, ninguna consigue atraer tanto mi atención como un grupo de pinturas también incluidas en la subasta de Christie’s y que, en mi opinión, debería atraer el interés de aquellos coleccionistas realmente interesados en la historia y evolución del arte occidental, aunque me temo que no lo harán.

    Barnaba da Modena - Madonna and Child
    Barnaba da Modena: «La Virgen con el Niño y dos ángeles»

    Se trata de un grupo de pinturas italianas de los siglos XIII y XIV, que podría acompañar a la excelente pintura de este periodo que Sotheby’s incluye en su subasta, comentada anteriormente. El grupo comienza con una “Virgen y niño” que Christie’s atribuye al Maestro del Baptisterio de Parma, y pintada hacia 1240-1260 (estimación de preventa de entre 300.000 y 500.000 libras). Las pinturas de mediados del siglo XIII muy rara vez aparecen en el mercado, y esta obra (rígida, hierática, bizantina hasta la médula) podría servir como inicio a una colección seria de pintura occidental, mostrando el punto del que partieron Cimabue y los grandes renovadores del Trecento como Giotto o Duccio. Igualmente interesantes son dos pequeñas tablas atribuidas al Maestro de la Capilla Dotto, representando “La Crucifixión” y “El Juicio Final”, pintadas según Christie’s hacia 1290 (estimación de preventa de entre 250.000 y 350.000 libras cada una). Es apreciable, sobre todo en la primera de ellas, una intención narrativa, apartada de la rigidez bizantina. En el catálogo, Christie’s indica que estas tablas, junto con otras del mismo autor en posesión de distintos museos, fueron tiempo atrás atribuidas a Cimabue.

    Estas dos pequeñas tablas, por cierto, proceden de la colección de los descendientes del barón Hans-Henirich Thyssen-Bornemisza, al igual que otra fascinante pintura de este grupo, “La Virgen con el Niño y dos ángeles” de Barnaba da Modena, pintada entre 1370 y 1375 (estimación de preventa de entre 400.000 y 600.000 libras). La segunda mitad del siglo XIV fue un periodo oscuro en el arte de una Europa arrasada por la peste negra, y esta es una de las pinturas más interesantes de dicho periodo que hayan aparecido en el mercado en los últimos años. Hay un llamativo claroscuro -casi un sfumato– en el rostro de la virgen y el niño, y el contraste entre el lujoso fondo rojo y dorado y el vestido negro de la virgen resulta extrañamente atractivo. Cierra este grupo de pinturas una cassone representando la historia de Lucrecia que Christie’s atribuye al Maestro de Carlos III de Durazzo, pintada entre 1380 y 1390, y que cuenta con una estimación de preventa de entre 80.000 y 120.000 libras.

    Fuente: https://theartwolf.com/es/noticias/old-masters-auctions-december-2022-es/

    About admin

    Quizás te interese!

    El Belvedere: un autorretrato a los 300 años

    El Belvedere: un autorretrato a los 300 años Del 2 de diciembre de 2022 al …

    PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com
    X