A UNA FLOR INODORA

 

Por:  Lucila Estrada de Perez

 

De que sirve bella flor,
que ostentes tanta belleza,
si falta a tu gentileza
el perfume embriagador?

Si la brisa que al vergel
acaricia juguetona
de ti no lleva el aroma
como de rosa o clavel?

Creyendo aspirar olores
se acercan a ti las aves;
mas no hallan perfumes suaves,
solo tus bellos colores.

Y se alejan, y a otra flor
humilde, pero aromada,
la avecilla enamorada
da sus cantares de amor.

Eres tu, inodora flor,
como la joven hermosa,
de faz de nieve y de rosa,
de aire dulce y seductor
que, ufana con su hermosura,
lo mas precioso descuida:
la virtud, bien de la vida,
perfume de una alma pura.

 

 

Visitas: 85